CHAMPÚ EN SECO

El champú en seco es un producto que se empezó a utilizar tímidamente en los años 70. Nació para solucionar problemáticas específicas como mantener limpio el pelo de algunos pacientes en los hospitales. Con el tiempo su uso se ha extendido hasta el punto de que, solo en España, se venden unas 250 unidades cada hora (dato de 2019).

Además es un producto respetuoso con el medio ambiente. Por lo menos con el consumo de agua. Si una persona usa un champú en seco una vez a la semana (en lugar de un lavado tradicional) ahorra unos 600 litros de agua al año.

Aunque en España empezó a conocerse hace relativamente poco (desde 2017) su crecimiento está siendo imparable. Si quieres saber más acerca de este producto de moda sigue leyendo. Te dejamos algunos de los mejores champús en seco y una guía con toda la información que necesitas para que no tengas ninguna duda.

Los mejores champús secos

Champú seco Batiste

Champu seco Batiste

Este champú en seco de Batiste es de los más vendidos en internet y de los más conocidos. Batiste es una de las marcas que más variedades de champú seco tienen. Además, es un producto con una gran relación calidad-precio. Es muy útil para no lavar el pelo tan a menudo. Se aplica de una manera muy sencilla y hay que masajear un poco para que desaparezca el tono blanquecino del spray. Es perfecto para el pelo liso, aportando una buena textura.

Champú seco anti grasa

Champu seco anti grasa

El champú en seco Gliss de Scharzkopf es uno de los más vendidos en España. Esta marca tiene varios de estos champús y cada uno está formulado para un objetivo en concreto. Este es especial para luchar contra la grasa. Se aplica con facilidad y los resultados son muy duraderos.

Champú seco volumen

Champú seco volumen

Syoss es una marca especializada en distintos tipos de champús. Y, por supuesto, tiene una línea de champús secos. Este en concreto sirve especialmente para dar volumen a cabellos finos y lacios.

Champú seco color

Champu seco toque de color

Este champú también tiene una característica especial. Es un champú seco que no solo sirve para limpiar el pelo. También sirve para dar un toque de color al cabello.

Champú seco en espuma

Champu seco en espuma

Este champú seco tiene un formato distinto. En este caso se trata de un formato en espuma. Esto facilita su aplicación más precisa pero ralentiza un poco el proceso. Además, el residuo que deja es menor, evitando los restos blancos típicos de otros champús en spray.

Champú seco en polvo

Champu seco en polvo

Al igual que en el caso anterior, este modelo no es un champú en spray. Los champús en polvo como este dan muy buen resultado. Además, este producto de Corinne Taylor es 100% natural, hecho a mano y vegano.

¿Qué es un champú en seco?

Un champú en seco es un producto cosmético que sirve para absorber el exceso de grasa del cabello. Es un producto que sirve para espaciar los lavados del pelo. De este modo podemos aguantar el cabello limpio durante más días sin necesidad de realizar un lavado con agua y champú tradicional. El champú en seco es una opción perfecta para sacarte de cualquier apuro. Especialmente si te surge algo y no te da tiempo para lavarte el pelo en condiciones normales.

Lo puedes utilizar en multitud de ocasiones. Al salir del gimnasio o la oficina, por ejemplo. Si tienes un plan de ocio después coge tu champú en seco y en dos minutos tendrás un pelo limpio y presentable para cualquier evento. Incluso si estás de viaje puede ser tu aliado. ¿Por qué perder el tiempo lavándose el pelo tantos días? Con un champú en seco aprovecharás mejor el tiempo.

Este tipo de productos los puedes utilizar incluso 2 días después de haberte lavado el pelo. Eso sí, dependerá del tipo de pelo que tengas y lo que hayas hecho durante esos 2 días. Normalmente se presenta envasado en forma de spray, aunque también hay otros formatos. Y aunque la mayoría de las personas solo lo utilizan como un desengrasante o limpiador provisional para el pelo, también tiene otros usos. De hecho, es muy útil para dar volumen y textura partiendo de un pelo limpio.

A la hora de comprar un champú en seco también debes de contemplar otros beneficios que pueden estar incluidos en su formulación. Hay algunos que incluyen leche de avena, otros aceite de coco, etc. Cada uno tiene un objetivo adicional al de la limpieza en seco. Hay champús en seco para cabellos teñidos, otros para cabellos finos y otros que son anti-encrespamiento. Es cuestión de buscar lo que necesitas tú.

 ¿Qué tipos de champú en seco hay?

A la hora de comprar un champú en seco lo primero que deberías de tener claro es qué formato te conviene más. Según para que lo vayas a usar puedes preferir un modo de aplicación que sea más sencillo y más rápido u otro modo de aplicación más lento pero más efectivo en sus resultados.

A día de hoy, los principales tipos de champú seco se pueden dividir en 3 grupos.

Champú en seco en spray. Es el más utilizado y el más vendido. También es el más cómodo. Es el típico bote con difusor que se aplica con facilidad y con rapidez. La parte mala es que se suele quedar en las capas más superficiales y es más difícil de distribuir por todo el pelo. Además hay que cepillar el pelo o removerlo con los dedos para que no queden restos blancos.

Champú seco en espuma. Es menos conocido porque se ha empezado a comercializar más tarde que el champú en spray. Su ventaja principal es que se puede extender con precisión por todo el pelo y por las zonas que más necesitemos. Otro punto positivo es que no deja  restos blancos y no es necesario cepillar el pelo. El lado malo es que la aplicación es mucho más lenta que con un champú en spray.

Champú en seco en polvo. Es muy similar a los polvos de talco que tanto hemos visto en nuestras casas cuando éramos pequeñas. Se suele aplicar sobre las raíces. Su función principal está más limitada. Sirve sobre todo como anti-grasa. Evita que el cuero cabelludo sea muy graso y, como consecuencia, el pelo está más limpio y con mejor aspecto.

Como utilizar el champú en seco

Como cualquier producto, antes de usar un champú seco deberías de leer bien las instrucciones. Pero aun así te vamos a dar unas pautas básicas y rápidas para que el uso de estos productos se convierta en un éxito.

Aquí te resumimos los pasos para usar un champú en seco de spray.

  1. Asegúrate de que tu pelo está totalmente seco antes de comenzar el procedimiento.

    Se llama champú en seco por algo. Está diseñado para utilizarse sin rastro de humedad. Si no es así, el resultado no será el que esperas.

  2. Cepilla tu cabello.

    Este paso sirve para dos cosas. Por un lado eliminarás los posibles restos de otros productos de días anteriores. Por otro lado consigues separar todas las fibras del pelo y, como consecuencia, aseguras una mejor penetración del champú seco.

  3. Agita el spray y comienza la aplicación.

    Es importante que agites el bote para que se mezclen bien todos los compuestos del champú. Debes de aplicarlo a una distancia de entre uno y dos palmos de tu cabeza. No apliques demasiada cantidad, podrías conseguir el efecto contrario ensuciando más el pelo.

  4. Extiende bien el producto con la ayuda de tus manos o una toalla seca.

    Masaje suavemente tu cabeza con la única intención de distribuir bien todo el spray. Intenta que llegue bien a las raíces, porque así es como realmente se notará su poder limpiador.

  5. Espera un par de minutos a que el champú actúe.

    En este tiempo, el champú debe de neutralizar la suciedad de tu pelo.

  6. Cepilla el pelo cuidadosamente para eliminar los residuos.

    Con el cepillado se arrastran los restos de suciedad que hayan podido quedar. Tu pelo ya está listo para aguantar un día más sin lavarlo con agua.

Otros usos del champú en seco

Pese a que su uso principal es limpiar el cabello entre lavados, cada vez más mujeres utilizan el champú en seco como un producto que facilita el peinado. Aquí resumimos algunas de las cosas que se pueden hacer con este tipo de champús.

Dar volumen. Este uso del champú en seco es uno de los más versátiles ya que se puede utilizar de distintas formas. Por ejemplo, si se aplica sobre el pelo suelto se consigue que la melena se maneje mejor y adquiera una textura más suave. Si lo aplicamos como paso previo a la formación de una coleta conseguimos coletas más voluminosas y con mejor aspecto.

Otro truco para utilizar el champú seco como creador de volumen es aplicarlo en la raíz. Tras lavar y secar el pelo aplicamos el champú en la raíz del cabello y dejamos actuar unos minutos. Después peinamos el cabello normalmente. Así se obtiene una melena mucho más voluminosa y brillante. Este uso está muy indicado para cabellos finos y lacios.

Retoques puntuales. Si lo aplicamos en la zona media del cabello o incluso en las puntas podemos conseguir una textura idónea y si lo aplicamos sobre el flequillo podemos recuperarlo del apelmazamiento. Es cuestión de tener imaginación e ir probando para ver las posibilidades de este producto. Incluso lo puedes utilizar a modo de perfume para el pelo si se te ha quedado olor a tabaco en el cabello.

Fijador alternativo. Un uso muy sencillo que se le puede dar a este tipo de champús es el de fijador. Te puede servir como ayuda en la colocación de horquillas o pasadores. Incluso puedes sustituir el uso de lacas más específicas con un champú en seco. Eso sí, siempre para casos puntuales que no requieran de mucha fuerza.

Usos para cabellos teñidos. Cualquier champú en seco es bueno para los cabellos teñidos ya que al espaciar los lavados aumenta la duración del tinte. Pero además, hay champús en seco que tienen distintos aditivos colorantes que sirven para disimular las canas o incluso cubrir las raíces del pelo teñido. Incluso hay algunos que sirven para matizar algunos colores como el castaño.

Como ves, el champú seco no solo sirve para tener un pelo limpio sin usar agua. Champú seco volumen, champú seco antigrasa, champú seco ecológico (ingredientes naturales)… Hay muchas variantes y cada una tiene su objetivo adicional. Solo tienes que saber lo que quieres y buscar el mejor champú seco (más adecuado) para ti.

Ventajas del champú en seco

  • Sirve para espaciar los lavados normales. Como ya sabrás, la mayoría de los consejos en cuanto a la frecuencia de lavado del cabello van en la misma línea. No se recomienda lavar el pelo a diario porque puedes ser perjudicial para la salud del cuero cabelludo. El champú seco te ayuda a espaciar estos lavados con champús tradicionales, evitando que tu pelo se vea sucio.
  • Se puede utilizar con relativa frecuencia. Unido a lo anterior, el champú en seco no es excesivamente agresivo para tu pelo, así que lo puedes utilizar incluso más de una vez antes de volver a lavar el pelo totalmente con otro tipo de productos. Tampoco hay que abusar, pero lo puedes usar dos días seguidos perfectamente.
  • Actúa con mucha rapidez. Es un producto que puedes aplicar y ver sus efectos en menos de 5 minutos. Es perfecto cuando no tienes mucho tiempo para arreglarte. En un momento tienes tu pelo casi como si te lo hubieras lavado de un modo tradicional.
  • Adecuado para cabellos grasos. Su principio de funcionamiento hace que este tipo de champús sea muy bueno para aquellas personas con tendencia al pelo graso. Actúa sobre el cuero cabelludo absorbiendo el exceso de grasa. Esto permite espaciar el lavado del pelo.
  • Tiene un efecto de volumen importante. También es muy indicado para los cabellos finos que se apelmazan con más facilidad. Incluso tiene otros efectos adicionales que te pueden servir para peinar tu melena. Fijador, antiencrespamiento…

Desventajas del champú en seco

  • No sustituye al lavado tradicional. Pese a que muchas personas creen que el champú en seco equivale a un lavado normal, no es así. Una cosa es el efecto de limpieza del champú en seco y otra cosa es la limpieza real y profunda cuando lavamos nuestro cabello con agua y algún tipo de champú limpiador. Además, con el champú en seco no tenemos los beneficios de un lavado normal. Nuestro pelo va a seguir necesitando la hidratación adecuada, la eliminación de las bacterias y hongos del cuero cabelludo, el pH adecuado, las vitaminas necesarias…
  • Hay personas que no pueden utilizarlo. Como para casi todos los productos cosméticos, hay contraindicaciones. Es cierto que estas se limitan a pocos casos, pero existen. Si tienes problemas de alopecia, de cabello débil o tienes algún tipo de alergia o problema del cuero cabelludo, el champú seco no es lo más adecuado para ti. En cualquier caso, si tienes dudas, consulta con un médico.
  • A veces no se obtienen los resultados esperados. En ocasiones, hay personas que usan el champú en seco y no obtienen los resultados que esperaban. Aunque esto suele tener varias explicaciones bastante lógicas.
    • A veces se compran marcas más baratas que no dan los mismos resultados que los champús en seco profesionales. Merece la pena gastar un poco más, especialmente si es de las primeras veces que compras estos productos. A medida que cojas experiencia en su uso puedes probar otras marcas menos conocidas.
    • Ese suele ser el segundo problema: la experiencia. O mejor dicho, la falta de experiencia. Es posible que al principio no utilices correctamente los champús en seco y por eso creas que no funciona como te prometía el fabricante. Sigue siempre las indicaciones, no te pases con la cantidad aplicada y no lo apliques desde una distancia demasiado corta.
    • Recuerda que un champú en seco nunca va a ser el sustituto de un lavado completo de tu cabello. Es una muy buena solución de urgencia y un complemento para facilitar tus peinados. Nada más. Y nada menos!

Marcas de champús en seco

Algunas de las mejores marcas de champús en seco son Batiste, Syoss, Schwarzkopf o Klorane. Hay muchas más, pero estas son marcas de las más fiables y que mejor resultado suelen dar. A la hora de comprar un champú seco online deberías de fijarte en la marca. Seguro que ya es un primer punto para acertar. Fíjate también en las opiniones de otras personas que ya han comprado los productos. Siempre son útiles.

TE PUEDE INTERESAR

¿Te ha gustado este artículo?

Puntuación promedio 5 / 5. Numero de votos: 20

Todavía no hay votos. ¡Sé la primera!