ACONDICIONADOR PARA EL PELO

ACONDICIONADOR PARA EL PELO

Los mejores acondicionadores para el pelo

Acondicionador bifásico de Válquer

acondicionador pelo valquer bifasico

La fórmula de este magnífico acondicionador se basa en dos principios activos. El caviar y las proteínas de la seda. Estos dos elementos se combinan para aportar una gran suavidad y brillo al pelo, protegiéndolo y reparándolo. El producto viene en formato pulverizador, en un envase de 300 ml. No lleva sulfatos ni parabenos.

Acondicionador nutritivo Instant Beauty de Revlon

acondicionador revlon nutritivo

Este acondicionador formulado a partir de la queratina deja el pelo muy sedoso y es muy práctico para desenredarlo. Se suele aplicar con el cabello húmedo, pero también es posible utilizarlo en seco. Tiene un aroma excelente y viene en un envase de 500 ml. También es un formato pulverizador.

Acondicionador Rizos Pro de Syoss

 acondicionador syoss hidratacion pelo

El acondicionador Rizos Pro está especialmente diseñado (como su nombre indica) para conseguir unos rizos perfectos sin mucho esfuerzo. Su formulación pone especial atención a la hidratación del pelo. Es perfecto para cabellos secos. Aquí lo encontrarás en un pack de 3 unidades de 500 ml cada una.

Acondicionador Revlon cabellos claros

acondicionador revlon blonde

Este otro acondicionador de Revlon está desarrollado en particular para tratar cabellos claros. Vale tanto para pelo rubio, como decolorado o gris. Matiza los tonos de tus mechas y no necesita aclarado. El envase es de 200 ml.

Acondicionador TIGI S

acondicionador tigi s factor

Este acondicionador está pensado tanto para mujeres como para hombres. Su composición hace que sea especialmente adecuado para cabellos secos. Al ser un producto muy hidratante, el resultado puede no ser tan bueno en pelos grasos. El envase es de 450 gramos y su precio es bastante superior a los anteriores.

Acondicionador BC de Schwarzkopf en spray

acondicionador schwarzkopf profesional

Este producto de Schwarzkopf se basa en el archi-conocido ácido hialurónico. Hidrata tanto el pelo como el cuero cabelludo. Le da al pelo un extra de elasticidad, brillo y suavidad. Este acondicionador también viene en formato spray. Volumen : 400 ml.

¿Para que sirve el acondicionador de pelo?

Los productos más típicos para la limpieza y el cuidado del cabello siempre suelen ser dos: el champú y el acondicionador. En la mayoría de textos que hablan sobre la salud capilar, estos dos, son los principales elementos y suelen ir de la mano en la mayoría de las ocasiones.

Pero si son dos productos distintos es por algo. Es decir, cada uno de ellos tiene su función particular. Por un lado, el objetivo principal del champú está claro. Limpiar el pelo de todas las impurezas que pudiera contener: suciedad externa, células muertas, etc. Como objetivos secundarios estarían darle al pelo buen olor o cierta suavidad. Pero el champú (una parte de ellos) tiene una parte mala. Y es que al limpiar el cabello, el champú, normalmente agrede en mayor o menor medida su estructura.

Y aquí es donde entra en juego el acondicionador de pelo. Un buen acondicionador sirve para proteger la cutícula del cabello de tal manera que este pueda seguir teniendo una hidratación adecuada. El champú limpia tan a fondo que le quita parte de la grasa natural al pelo. Para evitar que el cabello quede muy seco, el acondicionador le aporta una capa grasa. Esto hace que el pelo recupere su brillo natural. El acondicionador ayuda a que la salud del cabello sea la correcta, aumenta su flexibilidad y facilita enormemente la tarea del peinado.

¿Como se usa un acondicionador de pelo?

Pasos para usar correctamente un acondicionador de pelo

  1. Lava tu pelo con un buen champú.

    Asegúrate de eliminar todos los restos de suciedad que pudiera haber acumulados.

  2. Aclara a fondo tu cabello con agua templada.

    También puedes usar agua fría en verano si te apetece. Intenta evitar en la medida de lo posible el agua muy caliente.

  3. Seca un poco tu pelo hasta que quede con una humedad media.

    Puedes utilizar una toalla u otro elemento que absorba un poco la humedad. No utilices el secador.

  4. Aplica el acondicionador por todo tu pelo

    Para hacerlo, comienza por la parte de las puntas y acaba en la raíz.

  5. Reparte bien el acondicionador por todo el cabello para que se absorban los nutrientes.

    Para ello, puedes dar un masaje a tu melena con movimientos suaves y envolventes

  6. Deja reposar el acondicionador el tiempo marcado por el fabricante.

  7. Aclara el pelo con abundante agua.

    Son validas las recomendaciones del punto 2.

  8. ¡¡Ya estás lista para peinar!!

    Vete a por tus peines, cepillos, … y péinate a tu gusto.

¿Con que frecuencia se tiene que usar el acondicionador de cabello?

La respuesta fácil y rápida sería esta: DEPENDE.

Hay sectores de profesionales de la peluquería que lo tienen claro. Dicen que el acondicionador hay que usarlo siempre después de cada lavado. Sin excepciones. Nosotras estamos de acuerdo hasta cierto punto. Apoyamos esta teoría pero con una condición. Se puede usar después de cada lavado siempre que sea un acondicionador de pelo de calidad contrastada.

Hay que reconocer que en algunos casos, el gasto que conlleva este tipo de productos (si eliges uno de mucha calidad) es alto. Así que también se puede usar el acondicionador a intervalos de tiempo distintos a los que se usa el champú. No vamos a ser más papistas que el Papa.

Para ello se pueden seguir unas recomendaciones generales asumidas por la mayoría de las mujeres. Si tu pelo es muy seco, sí que deberías usar el acondicionador casi a diario. Este tipo de cabello es el más sensible a las agresiones externas y debes protegerlo en consecuencia. Si tienes un pelo que podemos llamar ‘normal’ bastaría con dos usos a la semana. Y si tienes un cabello muy graso debes utilizar el acondicionador con menos frecuencia y, sobretodo, con una formulación adecuada para la tipología de tu pelo.

Tipos de acondicionador

¿Sabías que hay más de mil marcas de acondicionador en todo el mundo? Si entras a la sección de cosmética de tu supermercado habitual verás que hay decenas de referencias distintas en lo que a productos para el pelo se refiere. En concreto, si buscas un acondicionador, puede que encuentres más de 10 productos distintos y no tengas muy claro cual es el que más te conviene. Por todo ello, te podrás imaginar que no es sencillo clasificar los tipos de acondicionadores de pelo que existen. Pero vamos a intentarlo.

Acondicionadores en función del tipo de cabello

Por un lado podemos hacer una distinción de los acondicionadores en función del tipo de pelo. No será igual la composición de un acondicionador destinado a usarse en un pelo seco y corto que en uno graso y largo. Por ejemplo, si tienes un cabello normal (que no es extremo en sequedad, grasa ni grosor) podrías usar casi cualquier composición de las ofrecidas por los productos acondicionadores.

En cambio si tienes un pelo muy fino debes de tener cuidado. En ese caso debes elegir un acondicionador ligero (poco espeso) y aplicarlo con prudencia. No uses mucha cantidad, especialmente si tienes un exceso de grasa en tu cabello. Si por el contrario cuentas con un pelo grueso la elección sería la opuesta. Un acondicionador espeso que pueda ‘domar’ a tu cabello.

Incluso puedes encontrar acondicionadores para cabello rizado, cuya característica principal es que aportan una alta hidratación. En el polo opuesto estarían los acondicionadores para cabellos grasos que, normalmente, tienen en la base de su fórmula un elemento común: el zinc.

Un caso a parte es el tratamiento acondicionador para los cabellos teñidos. Al haber sido sometido a un elemento químico más agresivo, este tipo de pelo necesita un acondicionador de pelo especial. Los encontrarás en las tiendas debidamente rotulados como ‘acondicionadores para cabello teñido’. Este tipo de acondicionadores cubren y reparan las capas de tu pelo de una forma más profunda que cualquier otro.

Acondicionadores según su composición química

En las estanterías de las tiendas puedes encontrar un montón de acondicionadores o productos similares con una larga lista de productos químicos incluida en su etiqueta. Pero… ¿qué hace cada uno de ellos? Aquí te damos unas pequeñas píldoras de información para que te suenen algunos de estos compuestos químicos.

Acondicionadores-aceites. Este tipo de productos contienen unos aceites también denominados ácidos grasos esenciales. Por sus siglas en inglés se les conoce como EFA (essential fatty acids). Este tipo de grasas son fundamentales para el cabello y no son producidas por el organismo. Es decir, solo se pueden conseguir mediante la alimentación o mediante productos específicos.

Acondicionadores-glossers. Este término ‘glosser’ es un derivado de la palabra inglesa ‘gloss’ que significa brillo. Es un término acuñado hace años para toda una gama de productos que produce brillo. En concreto para las barras de labios. Asociado a un acondicionador también hace referencia al brillo del cabello. Los glossers son una especie de aceites más ligeros que se encargan de aportar este brillo al pelo.

Acondicionador-protector térmico. Este tipo de acondicionadores específicos preparan tu pelo para agresiones provocadas por el calor de los aparatos de peinado más típicos. Si utilizadas planchas de pelo, secadores, rizadores o incluso rulos térmicos es una excelente opción proteger tu cutícula con estos acondicionadores.

Acondicionador-hidratante. Todo buen acondicionador tiene una parte de su composición química que se dedica a aportar un cierto grado de humedad al cabello. Los que priorizan esta función por encima de las de reparación o brillo están especialmente destinados a cabellos secos o cabellos rizados que son más difíciles de hidratar, especialmente en las puntas.

Acondicionador-reparador. Como hemos dicho, otra de las principales funciones de este tipo de productos es proteger, reparar y reconstruir el cabello ante las agresiones sufridas por productos como los champús o el tinte, o procesos como el secado o el planchado. Para reparar el cabello, este tipo de acondicionadores incorporan principalmente queratina. Esta proteína es la principal responsable de la correcta estructura de las capas más externas del cabello.

Acondicionador-ácido. No te asustes, no hablamos de ácido sulfúrico que queme tu cabello ni nada por el estilo. Ácido solo quiere decir que tiene un pH por debajo de 7. En estos compuestos, el pH suele estar entre 2 y 3. Esto sirve para que la cutícula (parte externa del cabello) quede correctamente sellada. De este modo el pelo está mucho más brillante y elástico.

¿Cuál es el mejor acondicionador del mercado?

Si has leído todo lo anterior te puedes imaginar que no hay una respuesta exacta a esta pregunta. Se trata de buscar un equilibrio entre lo que tu cabello necesita realmente y lo que los distintos acondicionadores te pueden ofrecer. Es posible que encuentres un acondicionador de pelo barato que sea perfecto para tu tipo de pelo y no necesites gastar un dineral.

En otros casos si que vas a tener que rascarte un poco más el bolsillo y comprar un acondicionador de cabello de calidad. Especialmente si tienes un pelo difícil de tratar por tener características situadas en los extremos. Bien sea por exceso de sequedad, de grasa o cualquier otra característica que se aleje de lo que llamamos un cabello normal.

Pese a todo, lo mejor es ir probando los distintos productos que ofrece el mercado y conseguir quedarnos con el mejor según nuestros gustos. Al final todos los acondicionadores son distintos, pero es que todos nuestros cabellos son distintos también.

Acondicionador casero

Como propina, aquí te dejamos un vídeo en el que explican como crear en tu propia casa un acondicionador casero para el pelo. ¿Te atreves a probarlo?

TE PUEDE INTERESAR

¿Te ha gustado este artículo?

Puntuación promedio 4.1 / 5. Numero de votos: 11