EL MEJOR CHAMPÚ NATURAL

Los mejores champús naturales

Champú Natural Logona bio cafeina

Champu Natural Logona bio cafeina

Este champú natural ayuda a fortalecer el crecimiento del cabello aportando nutrientes naturales a la raíz y al cuero cabelludo. Limpia el cabello de una forma nada agresiva consiguiendo una estructura interior y exterior del cabello muy fuerte. No contiene siliconas, parafinas ni aceites minerales.

La formulación de este champú natural está diseñada a base de cafeína, bayas de Goji y extracto de granada. Los tensioactivos que tiene son de origen natural (es un champú libre de sulfatos). Tiene un pH neutro y contiene aminoácidos u otros componentes naturales que reducen la posibilidad de irritación del cuero cabelludo. Por su puesto, esté champú no está testado en animales.

Champú natural bio de naranja Sante

Champu natural bio de naranja Sante
 

Este champú natural de Sante está especialmente formulado para cabellos secos, encrespados o frágiles. Entre sus ingredientes naturales destacan el aceite de oliva (para una mejor hidratación del pelo) y el gingko biloba (que tiene un gran poder de reparación del cabello).

Este champú deja el pelo muy limpio y brillante. En la mayoría de los casos este efecto puede durar hasta 3 o 4 días. Además, es un champú natural con muy buena relación calidad – precio ya que viene en un envase grande (1 litro) perfecto para que lo usen todos en casa. Si buscas un champú natural a buen precio y sin rastro de parabenos esta es una magnífica elección.

Champú natural anti-caída Damin Bio Nature

Champu natural Anticaida Damin Bio Nature

Este champú no solo está fabricado con ingredientes naturales sino que además está especializado en los problemas de caída del pelo. Entre sus componentes hay un aceite esencial de una planta (Rosemary) que promueve el crecimiento del cabello y evita la caída prematura de este.

Otros ingredientes naturales incluidos son el extracto de Aloe Vera, el Aceite de linaza o el colágeno. Además, contiene vitaminas A, C y E. Todo ello convierte a este champú en un producto muy completo. Es adecuado para pieles sensibles y cabello dañados. Combate de manera efectiva las puntas abiertas y contribuye a una gran resistencia del cabello.

Es un champú libre de parabenos, no testado en animales, sin vaselina, parafinas ni tintes. También tiene el etiquetado de producto vegano.

Champú natural

Cuando hablamos de champú natural, nos estamos refiriendo a un tipo de champú en el que no se incluyen ingredientes químicos sintéticos o que su proporción es mínima en el total. Los champús sin sulfatos, sin parabenos ysin siliconas se consideran dentro del concepto global de champú natural.

Cuando hablamos de un champú natural 100% entonces si que todos sus ingredientes son de origen natural. En la mayoría de las ocasiones se trata de extractos de plantas o frutas, aceites esenciales de algún tipo de planta específica o ingredientes derivados de productos animales como la cera de abeja.

Para detectar si estamos comprando un champú natural no hay una regla escrita, ya que hay champús que tienen ingredientes sintéticos y naturales, pero que se promocionan haciendo hincapié en estos últimos. No hay una norma ni ley que defina de cara al consumidor lo que es un champú natural.

Por eso es útil leer las etiquetas y buscar ingredientes como el Aloe Vera, las bayas de Goji, los frutos del bosque, el té verde, el aceite de linaza,… Cuantos más ingredientes de este tipo, más natural podemos decir que es el producto. También es aconsejable buscar etiquetados que garantizan el aspecto natural de los productos. Son escasos, pero hay organismos que dan su sello a alguno de estos productos.

En el lado opuesto, debemos de huir de ingredientes como dimethicone, polymethylsiloxane, dimethyl silicone o polysiloxane (siliconas); methylparaben, propylparaben, butylparaben, benzylparaben ohydroxybenzoate (parabenos); SLS (sodium lauryl sulfate) o SLES (sodium laureth sulfate) (sulfatos).

Para tener una idea más clara de lo que lleva cada champú debemos de saber que el orden de aparición de los ingredientes en la etiqueta se corresponde con la cantidad de cada ingrediente. Es decir, los primeros ingredientes son los que ocupan más proporción de la mezcla y los últimos los que menos.

Champú bio

Cuando oímos el término ‘champú bio’ podemos pensar que es lo mismo que un champú natural, pero no debería de ser exactamente así. Un champú bio está formado por ingredientes naturales y además, si atendemos al prefijo bio podríamos pensar que es la abreviatura de biológico o biodegradable.

En el primer caso, biológico quiere decir que está relacionado con la vida. Es decir, que los ingredientes proceden de organismos con vida (plantas y/o animales o sus productos). En el segundo caso, biodegradable quiere decir que se degrada de forma natural a una velocidad relativamente rápida. Por ejemplo, un plátano se degrada totalmente en unas semanas (biodegradable) y un plástico invierte en este proceso varios cientos de años (no biodegradable).

En la práctica, los champús bio se consideran iguales a los champús naturales y se pierde un poco el significado real del prefijo bio. Además, es un reclamo que muchas marcas usan para vender más sus productos.

Champú ecológico

Una vez más, este término ‘ecológico’ lo asociamos a algo natural. Y estamos en lo correcto. Pero natural y ecológico no tiene por qué ser lo mismo. Un champú natural no tiene por qué ser ecológico, aunque un champú ecológico siempre será natural. La diferencia está en el método de producción de las plantas o frutas de las que se extraen los aceites para elaborar los champús.

Si estos vegetales se han tratado con pesticidas u otro tipo de químicos, el champú se puede seguir denominando natural, pero ya no será ecológico. Un champú ecológico es aquel que tiene ingredientes naturales y que para su producción ha empleado métodos ecológicos ‘tradicionales’. Es decir, no se ha utilizado ningún químico sintetizado en ninguna parte del proceso. Ni en abonos, ni en pesticidas ni nada.

El champú ecológico debe de llevar un sello certificado que garantice su origen. Suelen ser los champús naturales más caros porque la forma de producción no busca la productividad o el rendimiento sino la mayor calidad posible.

Champú orgánico

EL champú orgánico es realmente una forma más de hablar de un champú natural. Cuando hablamos de algo orgánico, si vamos al origen de esta palabra, nos referimos a elementos o ingredientes que tienen su base en el carbono. Aunque realmente no tiene mucho sentido usar esta palabra en este contexto porque hay compuestos como la sacarosa o la fructosa que son orgánicos naturales y otros, como determinados plásticos o detergentes, que son orgánicos sintéticos.

Por lo tanto, un champú orgánico no es mas que otro término comercial para referirse a productos que contienen algún ingrediente natural en su composición. La legislación (tanto en España como en Europa) no ayuda, ya que suele confundir los términos natural, orgánico, biológico y ecológico.

Champú vegano

Para rematar todas las maneras en las que la industria cosmética se refiere a este tipo de champús entran en juego también los champús veganos. El concepto vegano está asociado a productos en los que no se ha hecho sufrir a ningún animal para su elaboración. Es decir, aquellos productos en los que no hay ningún ingrediente de origen animal y que no ha sido testado en animales.

Por eso es un término que puede llevar a confusiones. Un champú puede ser vegano y, a su vez, contener un montón de químicos sintéticos que no tienen nada que ver con productos naturales. Será vegano porque no se ha hecho sufrir a un animal, pero esto no quiere decir que tenga ingredientes naturales. Champú vegano y champú natural no tienen ninguna relación a priori. Aunque también puede haber (y los hay) champús naturales que también son veganos.

Como elegir un champú natural

Como has visto, la terminología puede ser muy confusa y las marcas no lo suelen poner fácil porque su objetivo es vender lo máximo que puedan. Hay marcas que son más honestas en sus etiquetados y, sobre todo en su publicidad. Y hay otras que intentan engañar diciendo que su champú es natural cuando solo tiene un ingrediente natural de los 20 totales que hay en la mezcla.

Te sonarán frases como ‘con extracto de…’, ‘con aceite de…’, ‘con esencia de…’ y alguna planta de nombre fantástico al final. Si ese champú solo tiene ese ingrediente natural, no es el champú que estás buscando. Lo ideal es que consultes todos los ingredientes y que, con lo que te hemos explicado aquí, juzgues.

El triple combo del champú sería comprar un champú natural, ecológico y vegano. Sin productos químicos en ninguna etapa de su fabricación y sin sufrimiento animal. Suerte con la búsqueda.

TE PUEDE INTERESAR

¿Te ha gustado este artículo?

Puntuación promedio 4.2 / 5. Numero de votos: 12

Todavía no hay votos. ¡Sé la primera!