EL MEJOR CHAMPÚ PARA CABELLO GRASO

Uno de los problemas más comunes en el cabello de gran parte de la población es el exceso de grasa. El origen de este problema se puede deber a varias causas, pero en muchas ocasiones se debe a desajustes hormonales. Una solución es utilizar un champú específico para cabello graso. Aquí te hablamos un poco más de este tema.

Mejores champús para cabello graso

Champú para pelo graso Valquer

Champu para pelo graso Valquer

Este champú para cabello graso de Valquer no contiene sulfatos, sal, siliconas, parabenos, colorantes ni alcoholes. Regula la producción de sebo del cuero cabelludo gracias a ingredientes activos vegetales. Además, el agua que se utiliza para su elaboración está previamente descalcificada para disminuir su dureza.

Es un champú no testado en animales y certificado por según diversas normas ISO y AENOR. Es un champú con ingredientes naturales muy buenos que además viene en formato familiar, con lo que sale un poco más económico que en un formato pequeño. Huele muy bien y genera bastante espuma para limpiar adecuadamente el pelo.

Champú para cabello graso Tahe

Champu para cabello graso Tahe
 

Este champú de Tahe también está formulado específicamente para combatir el cuero cabelludo graso. Contiene ingredientes naturales como la arcilla blanca, el aceite de árbol del té o la leche de arroz. Todos estos ingredientes, junto con el resto, hacen que tu pelo luzca muy sano y natural disminuyendo a la vez el exceso de grasa.

No incluye entre sus ingredientes silicionas ni parabenos y tiene una relación calidad – precio muy ajustada.

Champú para cabello graso Klorane

Champu para cabello graso Klorane

El último champú para cabello graso que hemos elegido es este de la marca Klorane. Su composición consigue equilibrar y regular la producción de las glándulas sebáceas y disminuir la propagación de la grasa por el cabello. El precio es un poco elevado pero merece la pena porque los resultados son muy buenos para casi todo el mundo que lo ha probado.

Causas del pelo graso

En España, como en muchos otros países, un gran porcentaje de la población tiene el cabello graso. Sin embargo, la causa de este problema no es siempre la misma. En la mayoría de las ocasiones, el problema se debe a un desajuste hormonal que hace que el cuero cabelludo produzca más sebo de lo normal. Si la producción de estos lípidos es la correcta, sirve para mantener el cabello bonito e hidratado. En cuanto la producción de esas grasas aumenta demasiado convierte nuestro pelo en algo mucho más sucio y desagradable.

Además, si el problema del exceso de grasa está causado por algún tipo de desequilibrio hormonal, este problema se puede acentuar en épocas donde las hormonas van un poco a lo loco por nuestro cuerpo. Nos referimos a etapas como la pubertad, el embarazo o la menopausia. Incluso muchas mujeres que utilizan pastillas anticonceptivas (que sirven para modificar el equilibrio hormonal natural) notan como a raíz de este medicamento aumenta la cantidad de grasa en su pelo.

Otra causa que influye en la aparición del cabello graso es la alimentación. Al final no dejamos de ser otra cosa que lo que comemos. Literalmente. Entonces, si nuestra alimentación no es equilibrada y consumimos demasiados alimentos ricos en grasas, al final hay un exceso de grasa en nuestro organismo que puede derivar en un aumento de la producción de grasa en nuestra piel y cuero cabelludo.

Otra posible explicación de algunos problemas de pelo graso puede ser la higiene de nuestro cabello. Si lavamos mal nuestro pelo, este puede tener un aspecto graso. Y no solo nos referimos a lavarlo pocas veces o de manera poco profunda. A veces el problema viene tanto por defecto como por exceso. Es decir, si lavamos demasiadas veces nuestro cabello y con champús demasiado agresivos podemos tener el efecto contrario y acabar induciendo a nuestro organismo para que produzca más grasa.

Por último hablamos de un factor que no es un origen del problema pero que puede ser un agravante. El estrés. Una persona estresada sin más no tiene por qué presentar ningún problema de pelo graso. Pero si unimos el estrés a cualquier tipo de causa de las que hemos mencionada más arriba el problema se puede agravar mucho.

Características de champú para cabello graso

A la hora de comprar un champú para cabello graso vamos a encontrar un montón de productos y es posible que no sepamos muy bien cual elegir. Lo cierto es que hay muchos champús que son muy eficaces ante este problema, pero te vamos a dar unos consejos para que tengas un poco más clara tu decisión.

Si puedes y te gustan, intenta optar por los ingredientes naturales. Los champús con más proporción de ingredientes naturales son menos agresivos con el cuero cabelludo y con las fibras capilares. Esto es muy bueno para tu salud capilar en general. Así, un champú para pelo graso con ingredientes naturales solucionará tu problema de exceso de grasa y no creará efectos secundarios en tu cabeza. Intenta buscar los que incluyan aceite de coco, que es uno de los ingredientes naturales más efectivos contra la grasa.

Evita utilizar champús que tengan silicona en su formulación. La silicona sirve para dar brillo al cabello, pero a la larga lo que hace es depositarse sobre el cuero cabelludo creando una capa que no deja respirar bien a las células de la piel. Incluso es un componente que ensucia mucho el pelo, apelmazándolo más y más con el paso del tiempo.

Es recomendable también el uso de champús sin parabenos y champús sin sulfatos. Estos ingredientes tienen su utilidad en el corto plazo, pero a la larga se convierten más en un problema que en una solución. Además, en caso de que venga indicado en el champú, debes de optar por los que tienen un pH neutro o lo más neutro posible. Para que te hagas una idea, el pH se mide con un número, en el que el 7 es el centro de la escala. Es decir, el pH 7 es el pH neutro. En los extremos de la escala están el 0 (pH ácido) y el 14 (pH básico).

TE PUEDE INTERESAR

¿Te ha gustado este artículo?

Puntuación promedio 4.8 / 5. Numero de votos: 12

Todavía no hay votos. ¡Sé la primera!