EL MEJOR CHAMPÚ SÓLIDO PARA TU PELO

Si llevas tiempo probando distintos champús y ninguno te acaba de convencer del todo, tal vez es el momento de pasarte al champú sólido. Es posible que hayas probado todo tipo de champús tradicionales y con ninguno obtengas el resultado que estabas buscando. Los champús sólidos pueden ser la solución a ese problema. Además, si eres una persona concienciada con el cuidado del medio ambiente, este tipo de champús también son respetuosos en ese sentido.

¿No tienes claro lo que es un champú sólido? ¿No sabes cómo se utiliza un champú sólido? En esta página te explicamos las dos cosas y muchas más. Lee atentamente.

Los mejores champús sólidos

Champú solido Vert

Champu solido Vert

Este champú sólido está fabricado a mano con ingredientes de plantas naturales y sin ningún tipo de químicos agresivos. Se puede utilizar en todo tipo de cabellos, incluso en aquellos con el cuero cabelludo más sensible. En el pack se incluyen dos barras de champú sólido a elegir entre distintos aromas naturales.

Para los distintos aromas de estos champús sólidos se han utilizado aceites esenciales naturales. También se usa en su fabricación la tan preciada manteca de karité. No contiene colorantes químicos, sulfatos ni otro tipo de aditivos agresivos para tu pelo. Lo pueden utilizar tanto hombres como mujeres, e incluso niños.

Cada una de las barras de champú pueden durar lo mismo que 600 ml de champú líquido. Esto lo convierte en un champú bastante barato a largo plazo. Por si fuera poco, se envasa utilizando materiales reciclados y reciclables.

Champú solido Natural Herbal

Champu solido Natural Herbal champu de barra
 

Este champú sólido da muy buenos resultados especialmente para aquellos cabellos que tienen tendencia a la aparición de caspa. Sus ingredientes le dotan de propiedades anti-microbianas fundamentales para combatir la caspa del cuero cabelludo. Además, se obtiene un pelo fuerte y bien hidratado libre de químicos agresivos.

En el pack de venta se incluyen 4 pastillas de champú sólido de distintos aromas. La lavanda, el jazmín, la miel y el carbón de bambú son los ingredientes naturales base a partir de los cuales se fabrican estas cuatro barras de champú. Cada pastilla pesa tan solo unos 55 gramos. Cada pastilla puede durar hasta más de 2 meses.

Champú solido Djtanak

Champu solido Djtanak

El último champú que hemos seleccionado es este de la marca Djtanak. Está fabricado con ingredientes naturales puros entre los cuales se encuentran el aceite de oliva, la manteca de karité, la glicerina y otros extractos de plantas. Es un champú sólido natural, orgánico y no testado en animales.

En el pack de venta se incluyen cuatro pastillas de champú con distintos aromas y propiedades. Estos son el jengibre, la menta, la canela y las algas marinas. El champú sólido con jengibre ayuda a fortalecer el cabello y provocar un mayor crecimiento de sus fibras. Está indicado para cabellos débiles o finos.

El champú sólido con algas marinas está diseñado para ayudar a combatir la caspa de una manera natural y eficaz. El champú sólido con menta es bueno para mantener un cabello fresco y sedoso a la vez que evita la excesiva aparición de grasa. Por último, el champú sólido con canela está indicado para aportar un extra de hidratación.

Estas cuatro barras de champú equivalen a mas de 2 litros de champú líquido y tienen una duración aproximada total de entre 3 y 6 meses.

Qué es el champú sólido

Como su propio nombre indica es un champú en formato sólido. Es decir, no tiene nada que ver con los botes de champú líquido a los que todo el mundo está habituado. El champú sólido suele ser parecido a una pastilla de jabón y su forma puede variar de unas marcas a otras. Aunque lo más normal es que sea una pastilla con forma redonda o rectangular.

El champú sólido tiene una textura dura y, normalmente, viene envasado en algún tipo de cartón reciclado. Para utilizarlo, hay que crear espuma frotándolo con agua entre las manos o directamente en el pelo. Los ingredientes de un champú sólido pueden ser muy distintos en función de la marca que compres, pero abundan los ingredientes naturales y se suelen eliminar otros habituales en champús líquidos.

En cuanto a los resultados, puedes lograr un pelo tan limpio y sano como con cualquier otro tipo de champú. Incluso puedes obtener mejores resultados si encuentras tu champú solido ideal. Y todo esto lo puedes hacer a la vez que ahorras dinero y disminuyes problemas medioambientales. El champú sólido es un producto respetuoso con el entorno y con tu bolsillo.

Ventajas del champú sólido.

Medio ambiente. El champú sólido es uno de los productos cosméticos más respetuosos para el entorno. Para empezar, evitamos la generación de envases de plástico (hoy en día es uno de los mayores focos de contaminación del planeta). Suelen envasarse en cartón reciclado o algún envase similar biodegradable o ecológico.

Además, supone una menor contaminación asociada al transporte. Esto es así porque se necesita mucha más cantidad de champú líquido para conseguir el mismo efecto que un champú sólido. Por tanto, se produce más CO2 asociado al transporte de envases de champú que el asociado al transporte de pastillas de champú sólido. Menos peso, menos camiones para su transporte y, en definitiva,  menos contaminación. Si todo el mundo se pasase de un champú líquido al champú sólido, el CO2 asociado a su transporte disminuiría entre un 50 y un 80%.

Además, son champús formulados en su mayoría con ingredientes naturales. Por eso, su uso no contamina tanto los ríos y los mares como otro tipo de champús basados fundamentalmente en químicos contaminantes.

Duración. Si ahora mismo miras el envase de tu champú líquido de toda la vida puedes ver los ingredientes ordenados por cantidad. Es decir, el primer ingrediente es el que mayor proporción de la mezcla ocupa. Vamos a hacer una apuesta. ¿A que el primer ingrediente en tu champú es agua? Pues eso es así para TODOS los champús que no son sólidos.

Es decir, estamos pagando para que mezclan los ingredientes que le hacen falta a nuestro pelo con agua y nos lo traigan a casa, cuando el agua ya la tenemos en el grifo del baño. ¿No tiene mucho sentido, verdad? Esto es precisamente la explicación de que un champú sólido dure más que uno líquido. El champú sólido es una mezcla de ingredientes concentrados y sin agua mientras que el champú líquido no. Por todo esto, con una pastilla de champú sólido tienes entre 70 y 90 lavados (dependiendo del tipo y frecuencia de lavado) y dura mucho más que un envase normal.

Ahorro. La otra cara de lo que hemos explicado arriba es el dinero. El champú sólido dura más y por lo tanto es más barato a la larga. Aunque el precio por kilo sea más caro que un champú normal, el champú sólido cunde mucho más y acaba siendo más barato si lo utilizas bien.

Comodidad. Otra de las grandes ventajas del champú sólido es su comodidad. Lo primero es que ahorras mucho espacio en el baño. No se puede comparar lo que ocupa un bote de champú (los hay muy grandes) con lo que ocupa una pastillita de champú sólido.

Además, cuando acabas de usar un champú líquido siempre suelen quedar manchas en algún lugar de la ducha y esto es algo que se evita con uno sólido. Y también es más fácil de manejar una pastilla que algún bote de plástico que se suele resbalar y acabar en el suelo.

Por si fuera poco, el champú sólido es perfecto para cuando te vas de viaje o para tu bolsa del gimnasio. Ocupa muy poco en la maleta y no tienes que tener miedo de que te lo requisen como puede suceder con los productos líquidos en los aeropuertos. Incluso si quieres puedes llevarte un trozo de champú sólido adecuado para los días que vayas a estar fuera. No necesitas viajar con la pastilla entera.

Ingredientes naturales. Aunque hay formulaciones de todo tipo, la mayoría de los champús sólidos no incluyen componentes con tan mala fama como los parabenos, los sulfatos o las siliconas. Suelen estar compuestos por una mayoría de ingredientes naturales que no son agresivos con el cuero cabelludo ni con el medio ambiente.

Resultados. Un champú sólido puede ser tan eficaz o más que cualquier champú tradicional. De hecho, al contener gran cantidad de ingredientes naturales, los champús sólidos suelen causar menos alergias, irritaciones o problemas en el cuero cabelludo.

En el fondo, para que el efecto de un champú sea bueno debemos de ver los ingredientes. Porque los mismos ingredientes pueden estar en un champú sólido o en uno líquido. Debemos de priorizar aquellas marcas que no incluyen sulfatos y que generan la espuma con otro tipo de compuestos activos naturales.

Y luego están nuestras necesidades especiales. Cada tipo de cabello necesita unos cuidados concretos. No es lo mismo un cabello graso que uno seco. Debemos de buscar champús sólidos específicos para nuestro pelo en concreto. Si cumplimos con todas estas reglas no escritas, el resultado será el mejor posible.

Cómo usar el champú sólido

Como usar un champú sólido:

  1. Humedecer el pelo (y/o las pastilla) y producir espuma con el champú sólido.

    En principio bastaría con humedecer el cabello y frotar la pastilla contra el cuero cabelludo para crear espuma. No se debe sumergir directamente la pastilla bajo el agua para que dure más tiempo.

  2. Si tu pelo es corto…

    Basta con humedecer un poco las manos o directamente el champú sólido y crear la espuma en las manos para luego aplicarla en la cabeza.

  3. Si tu pelo es largo…

    Frota la pastilla desde la parte superior de tu cabeza a la inferior para no enredar el cabello. Repite el proceso hasta que haya suficiente espuma. Para lograr una mejor distribución debes de ir separando el cabello y frotar con la pastilla por todas las zonas.

  4. Lavar el pelo como con un champú tradicional.

    Como siempre, masajea el cuero cabelludo y extiende toda la mezcla desde las raíces hasta las puntas para que todo el pelo quede bien limpio.

  5. Aclarar con mucha agua para evitar que queden restos.

    Es mejor utilizar agua templada o más bien fría. El agua demasiado caliente nunca es buena para el pelo.

  6. Realizar un segundo lavado.

    Si lo consideras necesario repite todo el proceso. Esto es especialmente importante si tu champú sólido no tiene sulfatos y/o tu cabello tiende a ser muy graso.

  7. Sécate bien el pelo.

    Lo ideal es quitar el exceso de agua con una toalla enrollada durante unos minutos. Si tienes mucha prisa puedes utilizar el secador. Eso sí, siempre con aire frío.

  8. Ten paciencia con los resultados.

    Como cualquier otro champú de ingredientes naturales, el champú sólido no tiene unos efectos desde el primer lavado. Es posible que los primeros días creas que tu pelo va a peor. Tienes que esperar una semana o dos para ver los efectos reales. Durante este proceso tu pelo pasa una etapa détox en la que se libera de sustancias químicas de otros champús que venías utilizando hasta ahora.

Como conservar el champú sólido.

Con un champú líquido el mantenimiento o conservación es muy sencillo. Acabas el lavado, cierras el tape del bote y a esperar hasta el próximo lavado. No requiere ninguna medida especial de temperatura, humedad ni lugar de conservación. Siempre en condiciones normales, claro. No lo vamos a dejar al sol….

En cambio, la correcta conservación de un el champú sólido es un poquito más peculiar. Al estar en contacto con el agua, la pastilla se va degradando y disolviendo. Esto es lo que necesitamos para el proceso de lavado, pero no para el resto del tiempo que no usamos ese champú.

Por ello hay que conservar el champú sólido con un poco más de cuidado. Todo lo que debes de hacer es procurar que la pastilla de champú esté seca y aireada durante el tiempo que no la utilizas. Para ello es muy útil tener una jabonera porque cumple ambas condiciones. Si todavía no has comprado una, puedes dejar la pastilla sobre alguna rejilla o secarlo con papel para que no quede humedad y se conserve mejor. Evita conservar la pastilla en lugares dónde le pueda salpicar agua.

Cómo escoger un buen champú sólido 

Como habrás podido ver hay multitud de champús sólidos que se diferencian entre sí por unos pocos ingredientes, por su aroma o por otras características especiales. Incluso hay champús sólidos específicos para pelo graso, seco... Pero para comenzar debes de decidir si quieres un producto fabricado 100% con productos naturales o no.

Si quieres comprar un champú sólido natural lo más probable es que sea un poco más caro que otros. Pero suele merecer la pena. En primer lugar porque es mejor para la salud de tu pelo y en segundo lugar porque consumes un producto con ingredientes menos contaminantes una vez disueltos en el agua.

Por otro lado, si optas por champús totalmente naturales estás renunciando a uno de los ingredientes más eficaces (y a la vez con más mala fama) de todos los champús. Estamos hablando, como no, de los famosos sulfatos. Estos compuestos químicos son los encargados de producir la espuma y, a posteriori, acabar con la grasa y la suciedad del pelo. Si tienes un pelo con tendencia a ser muy graso puedes elegir entre un champú sólido que si tenga sulfatos u otro tipo de champús sólidos naturales que tal vez no sean tan efectivos.

Si, a pesar de todo te decantas por un producto 100% natural hay ingredientes como ciertos derivados del coco que cumplen la misma función que los sulfatos. Estos compuestos a base de extracto de coco consiguen producir espuma (en menor cantidad) y limpiar el cuero cabelludo con mucha efectividad. Pero además, no irritan la piel ni la resecan.

Este tipo de compuestos más suaves que los sulfatos dejan tu pelo muy sano y con un aspecto igual o mejor que con otro tipo de químicos sintéticos. El principal es el Sodium Coco-Sulfate (SCS) y aunque en su apellido tenga la palabra sulfato no tiene nada que ver con los ‘sulfatos malos’, que son el Sodium Lauryl Sulfate y el Sodium Laureth Sulfate (SLS y SLES).

Otra recomendación es evitar de todas aquellas formulaciones en las que aparezca la palabra ‘perfume’ o similar. Se suele tratar de una mezcla de aditivos químicos en la que se incluye un poquito de todo, incluyendo los ftalatos, que son potencialmente peligrosos para la salud. En su lugar, busca champús sólidos con aceites esenciales, aromas naturales o directamente sin ningún aditivo para cambiar su olor. 

TE PUEDE INTERESAR

¿Te ha gustado este artículo?

Puntuación promedio 4.6 / 5. Numero de votos: 12

Todavía no hay votos. ¡Sé la primera!