PESTAÑAS POSTIZAS

Las pestañas siempre han sido un elemento clave en el mundo de la belleza. Unas pestañas bonitas y pobladas dan un toque especial a la mirada y hace que tus ojos destaquen. Por eso, cada vez existen más productos para conseguir pestañas rizadas, largas y gruesas. Algunos de estos productos, como las máscaras con efectos o el propio rímel tratan de mejorar nuestras propias pestañas.

Sin embargo, las pestañas postizas o las extensiones de pestañas ‘camuflan’ nuestras pestañas dándoles un nuevo aspecto. Si estás pensando en ponerte unas pestañas postizas por primera vez o quieres saber más cosas sobre este producto de belleza has llegado a la página acertada.

Comprar pestañas postizas online

Pestañas postizas Ardell

Pestañas postizas Ardell

Si hay alguna marca que destaque en el mundo de las pestañas postizas es sin duda Ardell. Este pack de 4 pares de pestañas completas es ideal para la primera vez que uses este tipo de productos. Tienen la banda transparente con lo que son muy flexibles a la hora de colocarlas en el párpado.

No son unas pestañas muy largas, así que se puede conseguir un acabado bastante natural. Si prefieres que destaquen un poco más tan solo tienes que ponerte un extra de máscara de pestañas.

Están pensadas para un uso diario y cada par se puede utilizar un mínimo de 7 veces por lo menos. Es importante utilizarlas con un buen pegamento. Si eliges uno de buena calidad te durarán todo el día sin ningún problema.

Pestañas magnéticas

Pestañas magnéticas

Estas pestañas magnéticas son super fáciles de colocar y quedan muy bien sin ser muy exageradas. Son rápidas, limpias y reutilizables. Solo tienes que colocarlas por encima y debajo de tus pestañas para que el imán haga presión y no se muevan. Además son unas pestañas magnéticas baratas.

Están fabricadas con unas fibras sintéticas muy ligeras que hacen de estos postizos algo muy cómodo de llevar. Son ideales para un uso diario. Después de su uso hay que limpiarlas con una toallita húmeda o similar. Si se limpian correctamente las podemos usar muchísimas veces.

En el pack se incluyen un par de pestañas completas y un par de acentos para pestañas. También hay una pinza de plástico para facilitar su aplicación y un pequeño cepillo para peinarlas. Todo esto dentro de una caja con cierre imantado.

Set profesional pestañas postizas

Set profesional pestañas postizas

Si lo que quieres es una set completo para tus pestañas aquí te proponemos uno con muy buena relación calidad – precio. Este kit de extensiones de pestañas es de uso profesional e incluye un montón de cosas.

Entre otras cosas, el pack está equipado con distintos tipos de pestañas para que puedas variar según tus gustos, varios botecitos con pegamento y líquido para quitar pestañas, 10 cepillos de máscara de pestañas, pinzas para aplicación de los postizos…

Adhesivo para pestañas

Adhesivo para pestañas

Si necesitas un pegamento profesional para pestañas postizas este es uno de los mejores del mercado. No es precisamente barato, pero su eficacia lo merece. Es un pegamento resistente al agua que mantendrá tus pestañas en su sitio aunque llueva o haga mucho viento.

En menos de 20 segundos después de su aplicación adquiere la suficiente fuerza como para que no te tengas que preocupar porque se caigan tus postizos. Es muy fácil de utilizar ya que incluye un pincel muy fino para distribuir el producto sobre las pestañas sintéticas.

¿Qué es una pestaña postiza?

Las pestañas postizas son un conjunto de pelos naturales o sintéticos que se fijan al párpado por algún medio externo (pegamento, imanes…). Este tipo de extensiones de pestañas pueden estar hechas con distinto material y ser más o menos grandes, abarcando desde un único pelo hasta una tira completa de pestañas. 

Aunque su uso básico se suele aplicar a las pestañas superiores, cada vez más se utilizan pestañas postizas inferiores.

Tipos de pestañas postizas

Pestañas postizas completas

Es el tipo de postizos más habitual que vas a encontrar. Es el tipo de pestañas postizas más utilizado tradicionalmente. En este caso, los pelos están colocados sobre una fina tira que tiene una ligera curvatura para adaptarse al párpado.

Para colocarlas se deben de posicionar sobre el párpado (con ayuda de un adhesivo especial), de modo que la tira quede lo más cerca posible de la zona donde crecen nuestras pestañas. A mayor flexibilidad y menor espesor de la tira postiza mejor será el resultado. Como contrapartida, si la tira es muy fina, las pestañas postizas tendrán más posibilidad de romperse.

Este tipo de pestañas postizas son muy cómodas porque se pueden adaptar a cualquier persona. Incluso se pueden recortar si es necesario. Además, se pueden colocar sin necesidad de ayuda externa (con un poco de práctica). Las pestañas postizas completas se pueden poner y quitar cada día.

La base de este tipo de pestañas puede ser incolora o de color negro. En el segundo caso se simula un delineado del párpado. En cuanto a los pelos utilizados las opciones son infinitas: pestañas largas, pestañas frondosas, pestañas de fantasía con colores…

Lo peor de las pestañas postizas en tiras completas es que no deja que tus pestañas naturales respiren bien, lo cual puede ser un problema a largo plazo. Otro inconveniente es que si no están bien colocadas se pueden caer con relativa facilidad.

Medias o de esquina (acentos)

Se trata de una variante de las anteriores. Son tiras de pestañas postizas pero de una longitud menor. En lugar de ponerse sobre todo el párpado se colocan en la mitad exterior para conseguir una sensación de alargamiento del ojo.

Obviamente cuentan con las mismas ventajas y las mismas desventajas que las pestañas de tiras completas. Son perfectas si es la primera vez que vas a usar pestañas postizas porque no se necesita un ajuste tan exacto como en el caso de las tiras completas.

Grupos

Este tipo de pestañas postizas son grupos de pestañas unidas entre si sobre una pequeña bolita. Al igual que las pestañas de tira se colocan con un pegamento especial. Estas pestañas se colocan sobre el párpado en grupos de pelos de entre 5 y 10 unidades.

La bolita o nudo se pega sobre la línea de crecimiento de nuestras pestañas. También son bastante fáciles de colocar y pueden durar entre 4 o 5 días sin caerse. El problema es que si se cae un grupo se notará una zona menos poblada en tus pestañas. Otro problema es que no dejan oxigenarse a tus pestañas naturales.

Puedes comprar distintas longitudes según tus preferencias e incluso hay packs que mezclan varias longitudes para conseguir unas pestañas más naturales. Con un poco de práctica puedes conseguir unas pestañas perfectas que parecerán tuyas.

Pestañas individuales o pelo a pelo

Este tipo de pestañas postizas se pueden colocar en cualquier parte de la línea del ojo y ofrecen los mejores resultados posibles. Sin embargo, su colocación es más complicada y es casi imprescindible la intervención de un profesional para su consecución.

Las pestañas postizas individuales o extensiones de pestañas se colocan una a una con un pegamento hipoalergénico de larga duración que hace que no se desprendan hasta en un plazo de entre 6 semanas y dos meses. Como es lógico, cuanto mejor se traten mayor será su duración.

Este tipo de postizos son más largos aunque su longitud puede variar entre los 8 y los 14 milímetros. Se colocan en capas sobre la línea de nacimiento de las pestañas, haciendo una distribución para lograr una densidad adecuada y natural. Las pestañas más cortas se sitúan cerca del lagrimal y las más largas en el extremo opuesto.

La principal ventaja de este producto es su poco peso. Son tan livianas que son las pestañas postizas más cómodas. Suelen estar fabricadas con un hilo de seda que simula muy bien la forma de una pestaña real; gruesa en la raíz y fina en el extremo. Por supuesto se pueden elegir en distintos tamaños y en distintos colores.

Una vez colocadas hay que evitar mojarlas durante el primer día de uso y, a partir de ahí, se puede aplicar algún rímel especial para extensiones de pestañas. Esto último es opcional, siempre que se haga solo en las puntas y nunca abusando con la cantidad.

Para quitarlas hay que acudir a un profesional para no dañar nuestras pestañas naturales o párpados. En el centro de belleza las quitarán con seguridad y utilizando los accesorios oportunos.

Material de las pestañas postizas

A la hora de comprar pestañas postizas nos podemos encontrar con diversos tipos de materiales. Cada fabricante elige como diseña sus extensiones de pestañas y cada uno de ellos elige el material más adecuado para su diseño concreto.

Hay algunas marcas que apuestan por el uso de pelo natural. Estos pelos pueden ser tanto humanos como animales, porque lo importante es conseguir una forma parecida a una pestaña real humana. Algunas marcas que utilizan pestañas de pelo natural son Bliss, Ardell o Red cherry.

Sin embargo, la mayoría de las marcas utilizan compuestos sintéticos porque se pueden lograr resultados muy naturales y resultan procesos más baratos y sencillos. Lo que se busca realmente es una pestaña ancha en la raíz y más estrecha a medida que nos acercamos a la punta.

Para ello se pueden utilizar materiales como la seda sintética o el visón sintético. En realidad todas estas denominaciones esconden detrás el mismo material de origen: el PBT. El PBT es el Tereftalato de Polibuteno. Es un polímero termoplástico (un tipo de poliéster) que se moldea con calor y se deja enfriar para lograr la forma final deseada de la pestaña postiza.

Fijación de las pestañas con pegamentos

La inmensa mayoría de las extensiones de pestañas se fijan a nuestros párpados utilizando algún tipo de pegamento especial. Estos adhesivos varían en su composición de unas marcas a otras pero su función es la misma; fijar el postizo a nuestras pestañas naturales. La fuerza del pegamento dependerá también del tipo de postizo elegido. No es lo mismo una tira completa que una extensión de pestañas pelo a pelo.

Además, los pegamentos para las pestañas varían también de color. De forma general los adhesivos pueden ser transparentes o negros. El transparente es más apropiado si no tenemos mucha experiencia. En cambio, el pegamento tintado de color negro es muy útil porque se camufla muy bien entre las sombras del maquillaje.

Pestañas magnéticas

Las pestañas postizas magnéticas son una nueva tendencia que poco a poco va cogiendo más y más fuerza frente a las pestañas postizas tradicionales. Tienen unos mini imanes casi imperceptibles que están colocados a lo largo de la línea de las pestañas. Se pueden ver tanto en pestañas de tiras completas como en pestañas de grupos o pestañas de esquina.

Para cada ojo hay dos tiras de pestañas, una se coloca encima de nuestras pestañas naturales y otra debajo. Al juntarlas, el imán hace su trabajo y quedan fijadas a nuestras pestañas dejando estas en medio de las dos tiras. Es un método muy fácil de utilizar y este tipo de pestañas magnéticas se pueden reutilizar una y otra vez sin dañar nuestros párpados ni pestañas.

Con este tipo de postizos, evitamos posibles problemas de infecciones en nuestros ojos, de daños en nuestros párpados o cualquier otro tipo de problemática asociada al uso de pegamentos en esas zonas de nuestra cara.

Incluso quitarlas es tan sencillo como estirar un poco con los dedos hasta que se separen los dos micro-imanes. Las quitas, las limpias, las guardas y están listas para otro futuro uso. Son una buena alternativa frente a las extensiones de pestañas y las pestañas postizas de fijación con pegamento.

Extensiones de pestañas permanentes

Las extensiones de pestañas permanentes son un tipo de pestañas postizas muy distinto a todo lo que hemos visto hasta ahora. En este caso no se utilizan adhesivos ni tiras magnéticas. Es un tratamiento no muy conocido y que no suele hacerse mucho gente.

Como su nombre indica son permanentes, es decir, para toda la vida. Por eso ahí que tener muy claro si se quiere o se necesita este tipo de tratamiento antes de realizarlo. En algunas ocasiones, este tratamiento es adecuado para personas que han tenido algún tipo de problema de salud por el cual no tienen pestañas propias.

Las extensiones de pestañas permanentes se colocan gracias a una pequeña operación quirúrgica (puede durar 2 o 3 horas) en la que las pestañas sintéticas se fijan al párpado. Es un procedimiento sencillo, pero no exento de ciertos riesgos inherentes a una cirugía menor (infecciones,…).

El proceso consiste en trasplantar folículos de pelo para que crezcan como una pestaña natural en los párpados. Se suelen implantar entre 25 y 35 pestañas en cada cojo.

Como poner pestañas postizas

A la hora de poner las pestañas postizas y realizar el maquillaje se puede seguir distinto orden. Este orden dependerá de las preferencias de las usuarias o incluso de la pericia o experiencia que tengan. Si se tienen dudas sobre si maquillar los ojos antes o después de colocarlas lo mejor suele ser dejar el maquillaje para el final.

La parte buen de dejar el maquillaje para el final del proceso es que si nos equivocamos poniendo las pestañas podemos empezar de nuevo sin haber estropeado el maquillaje. La ventaja de maquillar antes de poner las pestañas es que así no podemos dañar las pestañas postizas en esta operación.

Aquí te indicamos la manera más común para ponerse las pestañas postizas. Es el mejor modo si es la primera vez que lo haces.

Como poner pestañas postizas (completas) paso a paso

  1. Sacar las pestañas postizas de su envoltorio

    Hay que tener cuidado de no dañarlas. Lo mejor es realizar esta operación con unas pinzas.

  2. Recortar el postizo si es necesario

    Con cuidado colocamos las pestañas postizas sobre las nuestras para ver si necesitamos recortar un poco el producto. Hay que tener en cuenta que la parte más cercana al lagrimal es la de las pestañas más cortas. Recortaremos siempre lo que sobre por el lado exterior del postizo, el de las pestañas más largas.

  3. Rizar nuestras pestañas naturales con un rizador

    Este paso es opcional, pero puede ayudar para que el postizo y nuestras pestañas encajen mejor a posteriori.

  4. Rizar y moldear las pestañas postizas

    Se debe dar la forma apropiada a la tira de pestañas para que luego se vean naturales sobre nuestros párpados. Cuanto más fina sea la tira más fácil será esta operación.

  5. Aplicar el pegamento en la tira de pestañas

    No hay que aplicar mucho, pero tampoco demasiado poco. La plicación debe ser uniforme a lo largo de toda la tira. Una vez puesto el pegamento esperaremos unos 25 segundos para que luego pegue mejor.

  6. Colocar las pestañas sobre los párpados

    Con mucho cuidado se comienza a posar la tira de pestañas postizas sobre la línea de nacimiento de las pestañas. El pegamento tiene que posarse sobre los párpados, nunca sobre las nuestras pestañas, pero lo más cerca posible de estas.

    Se comienza a pegar el centro de la tira y se va presionando hacia los extremos poco a poco y despacio. Hay que tener cuidado con no acercarnos demasiado a la zona del lagrimal para que no haya molestias al pestañear.

  7. Dejar secar unos minutos

    Antes de realizar los retoques finales esperamos unos 5 o 10 minutos para que la tira quede bien fijada.

  8. Distribuir bien las pestañas

    Para que se mezclen bien con las pestañas de nuestros párpados podemos darles unos toquecitos con el extremo de algún pequeño mango de cualquier brocha o pincel maquillaje.

  9. Aplicar delineador de ojos y máscara de pestañas

    El delineador servirá para ocultar las pequeñas imperfecciones que hayan quedado (pegamento visible, hueco entre párpado y pestañas postizas…) y la máscara para unir las pestañas naturales con las sintéticas. Así tendremos un resultado natural perfecto.

Como poner pestañas postizas de grupo

A diferencia de las tiras completas, las pestañas de grupo son un poco más difíciles de poner. Este tipo de postizos también se fijan con pegamento, pero la dificultad radica en que la superficie de contacto con el parpado se reduce a un pequeño nudo.

Para facilita su colocación es conveniente aplicar una máscara en nuestras pestañas antes de proceder a la fijación de los grupos. Una vez seca la máscara hay que peinar nuestras pestañas para separarlas y poder ver mejor los espacios donde colocaremos los postizos.

Una vez hecho esto pondremos un poco de pegamento en alguna superficie auxiliar para ir ‘mojando’ los grupos de pestañas antes de colocarlos. El procedimiento correcto es coger un grupo de pestañas con las pinzas por el extremo y mojar el nudo en el pegamento. Entonces esperamos unos segundos para que el pegamento se seque un poco.

Después, colocamos las pestañas entre las pestañas naturales con ayuda de estas pinzas. Tendremos que presionar bien en la raíz durante unos segundos para que la fijación sea correcta. El orden de colocación de los grupos de pestañas será desde el exterior del ojo hacia el lagrimal. Así, empezaremos por las pestañas más largas y acabaremos con las más cortas.

Como poner pestañas postizas magnéticas

Este tipo de productos es el más fácil y más cómodo de colocar de todos. Al igual que en los casos de las fijaciones con pegamento, si utilizamos pestañas completas hay que recortarlas previamente a su colocación. Pero esta es la única coincidencia en el proceso. El resto es mucho más fácil.

Para cada ojo tendremos dos pestañas magnéticas. Una para colocar por encima de nuestras pestañas y otra para colocar por debajo. Lo único que tenemos que hacer es disponerlas cerca de la línea de nacimiento de las pestañas y conseguir que encaje la una con la otra. Como siempre, es importante no acercarse demasiado al lagrimal para evitar molestias posteriores.

Un truco para que la fijación sea mejor todavía es aplicar una máscara en tus pestañas previamente. Así, la fuerza del imán se une al agarre de la máscara. Incluso se puede utilizar un delineador magnético o una pinza para su colocación.

Como quitar pestañas postizas

Aunque en algunas ocasiones es un poco complicado poner las pestañas postizas, retirarlas es mucho más fácil. Para hacerlo solo debemos de humedecer las tiras con un poco de agua tibia o algún tipo de aceite desmaquillante o de bebé.

Utilizaremos un disco desmaquillante, algún bastoncillo o algún paño limpio. Lo impregnamos en alguno de los fluidos que hemos comentado y lo aplicamos con suavidad sobre los párpados y las pestañas, sobre todo en la parte de la tira donde pusimos el pegamento. Hay que tener cuidado de que no entre ningún producto en el ojo.

Dejamos que se ablanden durante unos instantes y a continuación retiramos las extensiones de pestañas con suavidad tirando ligeramente hacia abajo. El proceso es sencillo y rápido y después podemos limpiar las pestañas para poder volver a utilizarlas en otra ocasión si es posible.

En el caso de las pestañas magnéticas el proceso es mucho más sencillo ya que solo tenemos que separarlas hasta que el imán deje de hacer atracción entre las dos piezas de pestañas.

Como limpiar pestañas postizas

Dependiendo del tipo de pestañas compradas y de la calidad de estas podremos reutilizarlas más o menos veces. Pero para que esto pueda ser así es indispensable mantenerlas de una forma correcta.

Para ello es importante limpiar las pestañas postizas después de cada utilización. Es tan sencillo como retirar los trozos de impurezas (restos de maquillaje,…) con las uñas con cuidado y limpiar los restos de pegamento. Para eliminar el pegamento basta con limpiarlas con un disco empapado de desmaquillante de ojos.

¿Qué pestaña postiza me queda mejor?

Hay muchas formas y tipos de pestañas y no todas le quedan igual de bien a todo el mundo. Dependiendo de la forma de nuestros ojos nos sentarán mejor un tipo de postizos u otros. Si es la primera vez que te las pones lo mejor es utilizar algo sencillo como unas pestañas acento. Y las primeras veces será mejor utilizar las que tienen las tiras incoloras porque son más flexibles y se adaptan mejor.

Si tenemos unos ojos grandes podemos utilizar casi cualquier tipo de pestañas postizas. Este tipo de ojo acepta muy bien las pestañas frondosas y completas. Por el contrario, si nuestros ojos son más bien pequeños debemos de huir de pestañas muy elaboradas o grandes que harán parecer nuestro ojo más pequeño todavía.

Si nuestros ojos son muy redondos podemos destacar nuestra mirada utilizando pestañas un poco más largas que la media. Así cambiamos la proporción pestaña-ojo y conseguimos una mirada más equilibrada. Si el ojo no es redondeado sino almendrado estamos de suerte, porque también podemos ponernos cualquier pestaña y nos quedará fenomenal.

Para los ojos juntos o caídos también hay trucos para destacar la mirada. Debemos escoger pestañas que van de más cortas (en el lagrimal) a más largas (en el extremo).

Ventajas e inconvenientes de las pestañas postizas

Este tipo de elementos de belleza tienen una ventaja muy clara. Son una buena solución esporádica para conseguir una mirada sexy y atractiva que destaque. Además, su uso es perfectamente compatible con el maquillaje que puedas usar habitualmente. Incluso dependiendo del tipo de pestañas que compres obtendrás un resultado tan bueno que nadie sabrás si son tus pestañas naturales o unas sintéticas.

Pero también hay algunos inconvenientes que merece la pena reseñar. Por ejemplo, es bastante difícil colocarlas si no se tiene la suficiente práctica. Es posible que si no tenemos la suficiente paciencia no nos las coloquemos bien. En ese caso lo más sensato es solicitar la ayuda de alguna amiga o acudir a algún centro de estética profesional.

Otro punto débil importante es que no se pueden usar muy a menudo. Esto es así porque a la larga, el uso de postizos puede debilitar el nacimiento natural de nuestras pestañas. En algunos casos incluso puede provocar conjuntivitis o infecciones si no se mantiene una higiene adecuada.

Incluso hay pegamentos que pueden provocar reacciones alérgicas. Para evitar esto hay que probar el pegamento en alguna zona de nuestro brazo antes de usarlo en los párpados.

Consejos adicionales

  • No hay que pegar las pestañas completas sin haberlas recortado previamente. Si se ponen tal y como vienen en el set comprado pueden quedar unos ojos caídos y se notará mucho el postizo.
  • Hay que esperar unos segundos entre que se pone el pegamento y se pega el postizo al párpado. Así el pegamento se pone más duro y la fijación es más efectiva.
  • Hay que pegar las tiras completas lo más cerca posible de la línea de nacimiento de nuestras pestañas. Si la colocamos más arriba el resultado queda antinatural y poco estético.
  • Si utilizamos una máscara de pestañas después de poner las extensiones de pestañas debemos de hacerlo con mucho cuidado. No queremos que se muevan las tiras o los grupos después de todo lo que nos ha costado colocarlas. Otra opción es maquillarse antes de colocar los postizos.
  • Reutilizar las pestañas si es posible. En algunos casos, si tratamos bien este tipo de productos podemos utilizarlos en varias ocasiones. Para ello hay que tratarlas siempre con mucho cuidado y limpiarlas adecuadamente después de cada uso.

Extensiones de pestañas vs pestañas postizas

Aunque muchas veces se habla utilizando indistintamente cualquiera de estos dos términos las extensiones de pestañas y las pestañas postizas son diferentes. Normalmente se habla de pestaña postiza cuando estamos frente a las típicas pestañas de tira que se pegan a los párpados. Del mismo modo se habla de extensiones de pestañas cuando nos querremos referir a las pestañas individuales, también llamadas extensiones de pestañas pelo a pelo.

Las extensiones de pestañas ofrecen mejores resultados que las pestañas postizas pero son bastante más caras y más difíciles de poner. Además, una pestaña postiza puede servir para sacarte de un apuro rápido, pero las extensiones no ya que requieren un largo tiempo de colocación.

Otra ventaja de las extensiones frente a los postizos es que duran más y no dañan nuestras pestañas naturales. Además no tenemos que quitarlas y ponerlas todos los días.

Sabiendo todo esto solo queda decidir lo que necesitas y actuar en consecuencia. Ya has visto que hay muchas posibilidades para que tus ojos luzcan más bonitos que nuca.

TE PUEDE INTERESAR

¿Te ha gustado este artículo?

Puntuación promedio 5 / 5. Numero de votos: 25

Todavía no hay votos. ¡Sé la primera!